lunes, 21 de septiembre de 2009

La Alhambra Desconocida (I)

Hola y bienvenid@s de nuevo a este vuestro sitio. Ya estamos en septiembre y las vacaciones se acabaron, espero que todo el mundo haya disfrutado de ellas. Hoy voy a comenzar un pequeño ciclo sobre la Alhambra, pero no sobre las zonas típicas que siempre se visitan, si no de los sitios que normalmente no se pueden visitar.
Esta visita que os voy a mostrar la realizamos gatita y yo el año pasado en noviembre en un ciclo de visitas guiadas por especialistas,
aquí tenéis más información. Nuestra visita se denominaba " La Alhambra de Leopoldo Torres Balbás", este personaje fue un arquitecto conservador que realizó una importantísima labor de restauración y conservación en la Alhambra. Defendía que no había que reconstruir lo que no estaba, si no dejar que la imaginación del visitante hiciera ese trabajo.Quería mostrar de qué forma estaría diseñado el lugar pero sin añadir nada que no estuviera en ese momento, lo que falsearía el lugar, sobre todo porque no era seguro que estuviera de la forma en que se quería reconstruir. Más adelante, en una foto explico mejor esto, para que me entendais.
La visita fue guiada por el especialista Carlos Vílches Vílches,
autor de innumerables libros y trabajos sobre la Alhambra y otros monumentos de Granada. Explicó muy bien las estancias en las que estuvimos, contando con todo lujo de detalles la historia de cada lugar y abriéndonos los ojos sobre detalles que ni nos habíamos fijado y haciendo que viéramos la Alhambra desde otro punto de vista, fue muy interesante y la recomiendo a todo el que pueda realizarla. Recorrimos estancias cerradas al público en general, como el Patio de Machuca, el Peinador de la Reina, el Oratorio y alguna más. La pena fue que no pudimos visitar el Generalife por ciertos incovenientes, pronto será.
Empezaré la visita por el inicio, el Patio de Machuca, dedicado al arquitecto
Pedro Machuca, que realizó el Palacio de Carlos V en el siglo XVI. El lugar es un patio porticado con una pequeña alberca en el centro, rodeada de naranjos, junto al Mexuar. Justo enfrente de la galería porticada debió de existir otra galería igual pero ya no queda rastro. Leopoldo Torres Balbás en vez de reconstruir la galería tal y como se supone que estaría, utilizó cipreses haciendo la forma de la galería, lo que refleja su buen hacer en la restauración.
El interior de la galería conectaba con el Oratorio y tenía vistas al Albayzin, impresionantes como siempre. Según se cuenta en la Torre que existe aquí, Pedro Machuca guardaba los planos del Palacio de Carlos V.
A continuación os muestro una muestra de lo que podemos encontrarnos allí:


Desde el Patio también puede verse la parte de abajo de la Alcazaba y el agujero que la acompaña desde hace ya mucho.


Detalle de los arcos en donde se puede ver lo que dije antes de la labor de Lepoldo Torres Balbás, en vez de reconstruir toda la yesería lo que hizo fue rayar la pared indicando en qué forma estaban dispuestos y hasta dónde llegaban. Se ve justo en el centro de la foto, en la parte superior.

Otro detalle de los arcos que dan al Patio, donde podemos disfrutar de la belleza de los adornos que realizaron los antiguos habitantes del Monumento.


Una vez dentro de la galería podíamos disfrutar de la vista del Albayzin.



Desde la galería hacia el Patio podemos ver los naranjos y al fondo, un poco escondidos los cipreses haciendo la forma de arquería de la galería que antiguamente existiría en el lado Sur.


Y, para finalizar, un regalito, una maravillosa vista del Albayzin desde la galería del Patio de Machuca. En la parte superior se vislumbra la torre de la Iglesia de San Nicolás y, a sus pies, el Mirador del mismo nombre, no os perdais el espectáculo de poder ver la Alahambra desde allí.
Espero que hayais disfrutado de este pequeño recorrido por esta zona casi desconocida, en la próxima entrada continuaré con esta visita.
Un saludo a tod@s.

5 comentarios:

Juan T.A. dijo...

Todo un privilegio poder disfrutar de una visita acompañado de alguien que sabe y conoce el lugar. Si ya de por sí la Alhambra rezuma belleza por donde la mires, poder visitar y ver esos rincones ocultos es una oportunidad única.
Siento predilección por las fotografías de los arcos, y es que la minuciosidad con que trabajaban el detalle es todo un espectáculo
Saludos, y a la espera de la segunda

granargaceño dijo...

Y eso que las fotos no hacen suficiente justicia a la belleza real del lugar. Ya te digo que sabía, nos dejaba a todos embobados con sus explicaciones y nos aclaraba muchas dudas.
Pronto vendrá la siguiente visita, paciencia.

AugustaEmerita dijo...

Buenas. Por aquí de nuevo. Buen post. Esas visitas con especialistas son las que me gustan a mí. Te enseñan cosas que no sabes y sitios que no sueles visitar. A ver si cuentas algunas leyenda de esas tierras.
Saludos Granaino.

Luis G. dijo...

He disfrutado mucho con este recorrido que nos has mostrado. Lo recordaré vivamente. Y más cuando esté en Granada, porque el día 30 de este mes salgo para allí con mi mujer. Subiremos al mirador de la iglesia de San Nicolás para ver la Alhambre, siguiendo tus indicaciones. Será una gozada.

Ya lo contaré.
Gracias, Granargaceño.

Un abrazo.

granargaceño dijo...

Muchas gracias Luis por tu piropo, y si tienes alguna duda ya sabes a quién puedes recurrir. Puedo indicarte cosas que ver interesantes o algún recorrido bonito.
Ya verás lo bonita que es la ciudad. Ya me contarás.
Un saludo.

Related Posts with Thumbnails